El terrier sedoso australiano – un perro glamoroso para dueños tranquilos

Terrier sedoso australiano
Terrier sedoso australiano
OC Fernando/CC BY-ND 2.0

Este pequeño can es la compañía ideal para niños ya crecidos y para personas mayores, ya que es tranquilo y es fácil educarlo para que no resulte ladrador. El pelaje del terrier sedoso australiano es su rasgo distintivo, además del cariño que profesa a su amo y de lo apegado que es a la familia que lo acoge.

Orígenes

Se trata de un perro de origen Australiano fruto del cruce entre el Yorkshire Terrier y el Yorkshire australiano, de ahí su denominación como raza, aunque también en sus genes tiene ascendencia del Dandie Dinmont. La selección se realizó allá por 1820 y se atribuye la creación de esta raza de perros al criador Macarthur Little.

Características físicas del terrier sedoso australiano

Este simpático perro originario de Tasmania mantiene un asombroso parecido con el Yorkshire Terrier en la suavidad y brillo de su pelaje, en su alargado cuerpo y en sus patas cortas. En inglés es denominado Australian Silky Terrier.

Con su promedio de 23-26 cm de altura, pertenece al grupo de los perros pequeños. Otra señal de la pequeñez del terrier sedoso australiano es su peso, el cual oscila entre los 3 y los 7 kg, todo depende del tamaño que adquiere en estado adulto. Las hembras incluso pueden ser un poco más bajas que los propios machos.

El hecho de que sean chicos no significa que también sean débiles. Al contrario de ello, son perros robustos y con una interesante contextura física. Su cuerpo tiene forma rectangular con una cola de inserción alta y posición erguida. Su cabeza es ancha y achatada a la altura de la bóveda del cráneo. Tiene ojos vivaces de color marrón oscuro y de forma de almendra. Su negra nariz corona un hocico que mide lo mismo que su cráneo y que es muy fuerte para un perro de sus dimensiones. En definitiva, el terrier sedoso australiano es vigoroso, alargado y bajo, en cierta medida con dotes refinadas, aunque hay quien sugiere que son hábiles para la caza de pequeños roedores.

La doble capa del pelaje del terrier sedoso australiano le brinda una cubierta de largo y áspero pelo recto, mientras que la capa interna es sedosa y de pelo corto. Puede presentarse en tonos combinados de la siguiente forma: azul grisáceo con fuego, azul y fuego, azul acero y fuego, rojo o beige. El color plata con blanco no está permitido. En lo demás, se prefieren colores intenso y sobre todo muy definidos.

Carácter y personalidad

Su carácter tiene vetas un tanto agresivas con perros que pertenezcan a su mismo sexo y con mascotas más pequeñas que él. Si bien es el menos agresivo de los terriers, resulta imprescindible lograr que socialice con personas extrañas, a las cuales no son muy adeptos, y con otros animales y también con sus pares. Parte de este comportamiento se debe a que el terrier fue creado precisamente para cazar animales de menor tamaño que ellos.

No obstante, y pese a su gran actividad, el terrier sedoso australiano es un perro ideal para tenerlo como mascota de compañía, ya que necesita mucho de la atención y del cariño de su familia.

No es conveniente que el terrier sedoso australiano esté rodeado de niños pequeños, ya que a edades tan tempranas, los niños aún no distinguen entre mascota y juguetes. Este hecho puede llevarlos a usar al perro como si fuera un objeto y esto muy probablemente derivará en una reacción del perro que podría lastimar al infante. En cambio, a partir de los ocho o nueve años, cuando el niño es más consciente del respeto que debe proferirle a su mascota, es la edad ideal para recibir a un terrier sedoso australiano.

Mantenimiento y cuidados

Con una expectativa de vida de aproximadamente trece años y con una necesidad de actividad física mínima, es perfecto para dueños que buscan compañía pero a los que no les llama tanto la atención los paseos de perros que duran horas; una sola caminata corta al día es más que suficiente para el terrier.

Si queremos mantener su pelo en las mejores condiciones, lo mejor es cepillarlo tres o cuatro veces por semana, aunque visitar una peluqería canina para el saneo del pelaje es una buena opción para esta raza. En lo referente al baño, solo es recomendable hacerlo cuando el animal está sucio, nunca como una costumbre cada determinada cantidad de tiempo.

Este perro necesita mucha atención y cariño, por lo que toda actividad que refuerce el vínculo entre amo y perro serán más que bienvenidas.

Clasificación del terrier sedoso australiano

Según la federación FCI, lo cataloga en el grupo tercero que comprende a los perros Terriers, más concretamente la sección tercera es la encargada de englobar a los Terrier de Compañía, como tales no precisan pruebas de trabajo en exposiciones caninas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *